repudio al taller de atunq/fatun

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, texto

Nuestro repudio:
Repudiamos la convocatoria realizada por ATUNQ a la charla sobre «Imagen Laboral» a realizarse el 12 de diciembre en la UNQ.

En pleno Paro de Mujeres y ante los embates de la justicia patriarcal, tenemos que soportar la miopía de espacios de “representación sindical” que no hacen más que replicar todos los estándares machistas que venimos combatiendo, y lejos de redoblar esfuerzos por defender nuestros derechos, nos quieren capacitar «a las mujeres» a buscar empleo.

En dicha actividad se promueve la cosificación de la mujer que se encuentre en la búsqueda de empleo, pregonando la importancia del maquillaje, vestimenta y “el manejo de su actitud” para el “éxito” en esa misión.

Consideramos absolutamente irresponsable permitir que se realicen este tipo de charla en una comunidad que desde los distintos espacios está organizándose con arduo empeño en pos de desterrar el patriarcado en todas sus formas y de todos los espacios de nuestra sociedad.

Acciones como esta hacen caso omiso a las banderas de lucha que históricamente hemos levantado las mujeres que reclamamos por igualdad de salarios y oportunidades basadas en nuestros conocimientos y capacidades, lejos de los estándares de belleza impuestos por el patriarcado.

Consideramos que una charla de esta naturaleza es un insulto a la dignidad de toda la comunidad universitaria.

Por último invitamos a este colectivo a acercarse a los múltiples espacios de capacitación feministas que están desarrollándose en la misma universidad donde ellos trabajan para comenzar a deconstruirse y luchar a la par de las mujeres y no a favor de los mismos estándares que nos oprimen.

#YoNoCumploEstereotiposPatriarcales 
#NomeDigasComoMaquillarme

COMUNICADO DE LA ASAMBLEA DE MUJERES UNQ

Desde les mujer@s que integramos los diferentes claustros de la Universidad Nacional de Quilmes manifestamos nuestras consideraciones respecto de la charla propuesta por ATUNQ “Imagen laboral” para el 12 de diciembre que entendemos ha sido cancelada producto de las múltiples manifestaciones en contra de su enfoque.

Nos oponemos a su propuesta de construir una imagen modelo para les aspirantes a un trabajo, desde una mirada profundamente estereotipada de lo femenino. No podemos dejar de notar el carácter feminizante/esencializante de la convocatoria destacando que temas como: maquillaje para todos los días, colores favorecedores los que no parecen referidos a cualquier trabajadore.

Entendemos que la actividad “Imagen laboral” se inscribe en un contexto sumamente problemático respecto de la diversidad sexual en la Argentina. Estamos atravesando contextos políticos violentos que reafirman día a día el patriarcado como sistema hegemónico de control y disciplinamiento de los géneros. “Imagen laboral” es un espacio que se construye como legitimador de las lógicas patriarcales de organización de los cuerpos. Que no son todos los cuerpos, son los de las mujeres, las lesbianas, les trans y les travestis. Cuerpos históricamente precarizados y vulnerados por la cultura de la imagen y el espectáculo.

Promover espacios en donde el objetivo sea comprender las relaciones laborales en clave heterosexual con interpelaciones sólo a mujeres/varones implica oprimir y violentar todo aquello que se aparte de estos modelos. La lucha contra la cosificación es una lucha contra la violencia. Esta actividad se difundió, además, en días previos al enorme Paro Nacional de Mujeres realizado el día 5 de diciembre en repudio al fallo patriarcal e injusto sobre el caso de femicidio de Lucía Pérez, y por la defensa de todas las mujeres violentadas y asesinadas día a día en nuestro territorio.

No podemos desconocer las condiciones materiales en que se inscriben dichas actividades y vaciarlas del contenido político que implican. Es inadmisible que actuemos en función de las necesidades del mercado machista y misógino. Al mismo tiempo es deplorable que, el gremio que propone esta actividad, no haya consultado al conjunto de organizaciones de mujeres que existen y actúan en la universidad. Y haya luego intentado desviar el sentido de nuestres manifestaciones en contra.

Gran parte de quienes integramos la Universidad nos estamos manifestando públicamente en contra de la producción y reproducción de estereotipos machistas y cosificadores de nuestres cuerpos. Que no vamos a tolerar que, dentro de una institución pública, se promueva una imagen estereotipada, que represente los cuerpos de modo único y que excluya la diversidad sexual. No consideramos que nuestra oportunidad de sacar “lo mejor de nosotres” tenga que ver con la estetización de nuestro cuerpo. En todo caso lo que queremos hacer es politizar la estética, problematizarla y visibilizar la desigualdad y la violencia que producen esos estigmas devenidos en estereotipos para nuestra comunidad.

Queremos reafirmar que no se trata de una pelea ideológica y política entre sectores gremiales, sino que es un problema colectivo que incumbe a toda la comunidad. La campaña de marketing propuesta por la actividad, basándose en la imagen objetual de la mujer (como única forma, además, de habitar el cuerpo, es decir, desde su condición biológica u orgánica) reafirma un solo modo de llevar adelante nuestras vidas.

Nos resulta irrespetuosa, además, la afirmación de que quienes resistimos la opresión, y esta actividad en particular, lo hacemos lecturas “no objetivas” o “tendenciosas”. Es una muestra de una enorme subestimación a nuestro movimiento que día a día demuestra que es el sector más activo y dinámico al momento de darle pelea al patriarcado y al neoliberalismo.

¿Qué parte de nuestro cuerpo precarizaron hoy? ¿Hasta dónde y cuándo tenemos que ser productivas? ¿Cómo podemos separar una actividad en una universidad de la violencia sistémica del patriarcado? ¿De qué manera se llega a pensar que la institucionalidad académica escapa de esa marca?

Por otra parte, nos parece central la visibilización de las compañeras y les compañeres de todos los claustros cuando hablamos de quiénes los integramos. Hace bastante tiempo rompimos la idea de que todes no somos parte del “Nosotros, los compañeros”. Entonces, compañero, permita el debate y problematice también su lugar de privilegio, admita que quienes hablamos de nuestros cuerpos somos nosotres. Nuestro cuerpo es nuestro territorio de lucha y de batalla, y no vamos a permitir que se legitimen espacios en donde el Estado y el mercado puedan hacer de ellos lo que dispongan y deseen.

En todos estos sentidos, consideramos que la actividad propuesta por ATUNQ no debía llevarse a cabo y proponemos llevar adelante un debate colectivo profundo en el que compañeras, compañeres y compañeros podamos comprender como esto es el resultado de las relaciones patriarcales, mercantiles y desiguales que atraviesan nuestros cuerpos.

El patriarcado no se va a caer, lo vamos a tirar!

Colectivo Mujer@s UNQ compuesto por docentes, estudiantes, personal administrativo y de servicios, graduades y miembres de la comunidad universitaria

Desde les mujer@s que integramos los diferentes claustros de la Universidad Nacional de Quilmes manifestamos nuestras…

Publicado por Trabajadores de la UNQ nucleados en ATE en Viernes, 7 de diciembre de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *